¿Cómo funciona el control de neumáticos con RFID?

1. Identificación

El TAG RFID es aplicado del lado interno del neumático de forma similar a un parche para pinchaduras (puede aplicarse en frío o vulcanizarse).

Una vez instalados los tags de identificación en cada neumático, se dispondrá de una identificación electrónica y unívoca de cada uno de ellos.

2. Asociación

Una vez que el neumático ha sido dado de alta en el sistema y será montado en un vehículo, debe realizarse una asociación utilizando el terminal móvil.

De esta forma, el sistema conocerá que llantas utiliza cada vehículo y controlará las mismas en las auditorias posteriores.

3. Inspecciones

Cuando se desee obtener información específica sobre una llanta podrá realizarse una inspección utilizando el terminal portátil.

La inspección permite adicionalmente ingresar información relevante sobre la llanta como la profundidad de huella o presión de aire.

4. Auditorias

La lectura de estas identificaciones puede realizarse a través de portales fijos ubicados en la entrada del predio donde se realizará el control o mediante dispositivos móviles que fácilmente pueden transportarse a los sitios donde los transportes serán supervisados.

Los datos recogidos en las auditorías (ya sea realizada con terminales móviles o portales fijos) son transmitidos a un sistema de gestión

Sistema de control de neumáticos

El sistema permite:

Detectar el reemplazo de neumáticos no autorizado

Planificar la rotación de los neumáticos

Asignar los kilómetros recorridos por el camión a cada uno de los neumáticos instalados

Reducir la compra innecesaria de neumáticos producto de pérdidas, robos o mala administración